Tu vida depende de tus decisiones, aprende a elegir las mejores

decisionesDurante nuestras vidas nos la pasamos tomando decisiones, desde qué ropa vamos a usar, qué zapatos, con quién salimos, a dónde vamos, qué queremos estudiar… en fin, un mundo de posibilidades a elegir, y éstas son las que conducen nuestro destino…
Muchas personas se han conducido de acuerdo a los estereotipos sociales, y terminan siendo quienes realmente no son en esencia. Tal es el caso de gente que no le agrada su trabajo, su familia, su casa, su automóvil, pero de alguna forma tiene que vivir en esas condiciones, ya sea voluntaria o involuntariamente.

Toma el control

Cuando uno toma el control de su vida, lo hace con base en las decisiones tomadas anteriormente. Si yo me propongo una meta específica, tomo las decisiones que sean necesarias que me conducirán a dicha meta. La gente exitosa tiene el control de su vida, y lo tiene gracias a que tiene el control de las decisiones que toman. Estas decisiones no requieren una segunda opinión, y con ello se asume el riesgo de afrontar cualquier error.

De lo anterior surge el miedo a equivocarse, este miedo se refleja en muchas personas ya que éstas han sido educadas para no tener errores. La gente exitosa ha tomado decisiones que les han pesado en algún momento, pero de estos errores han aprendido y han tomado diferentes decisiones que los han llevado a la cima de sus metas.

Al momento de tomar una decisión, debemos pensar si su consecuencia nos ayudará a crecer y ser mejores, en pocos días tendremos un notable cambio en nuestras vidas.

Decisión -> Cambio

Los grandes cambios se originan a partir de decisiones muy sencillas, iniciando por lo más importante que es nuestra actitud. Nosotros decidimos si queremos tener un buen día o no, nosotros decidimos si queremos un mejor empleo o no; nosotros decidimos si queremos tener una buena relación de pareja o no.

A veces tomar una decisión que produzca un cambio no es sencillo, el primer paso es tomar las decisiones con firmeza y sin miedo, en ningún otro lugar más que en nuestras manos se encuentra el éxito o fracaso de nuestra vida en cualquiera de sus aspectos.

Poco a poco nos iremos acostumbrando a tomar decisiones que nos conduzcan al éxito, y cada vez será más sencillo. Y lo primero que hay que hacer para iniciar, es tomar esa decisión, que vamos a cambiar.