No es egoísta pensar primero en mí

egoismoMuchas personas creen que pasan sus días haciendo cosas “por los demás” y eso los hace felices. El hecho es que podemos hacer cosas que nos hagan sentir bien pero no lo estamos haciendo por los demás, sino por nosotros mismos.

Hablar de uno mismo antes que los demás no es egoísta como suele parecer. Hay que saber diferenciar entre aprender a quererse a uno mismo, hacer cosas por uno porque sabe que le harán sentir bien, y saber que “el otro” obtendrá la repercusión de nuestros actos…

Escuchamos mucho que no podemos amar a nadie si no nos amamos a nosotros mismos.
El escritor uruguayo Jorge Bucay nos presenta una frase para reflexionar: “el amor por los otros se genera y se nutre, empieza por el amor hacia uno mismo. Y tiene que ver con la posibilidad que verme en el otro”. Esto es, que no estamos siendo egoístas pensando en nuestro bienestar, en nuestros intereses pero, a la vez, debo poder entender que amarme a mí mismo, tenerme respeto; no me quitará espacio para poder amar a los otros, y que éste es el amor justo: el que empieza conmigo y sigue en paralelo con los demás. Que el amor no se agota, es infinito y me lo puedo dar a mí y a los demás.

Se preguntarán por qué es importante pensar en esto, y la respuesta está dentro de nosotros. En la empatía, ponernos en el lugar de lo que estamos planteando. Muchas veces sentimos que no hay camino al que seguir, que cada mañana el sol se oculta para nosotros, que hemos probado tantas rutas para llegar a la felicidad, que ya no existen otras para lograrlo. No es así, no hay que rendirse.

Cuando la emoción sobrepasa la razón, hay que llamar a ésta última para que nos ayude. Reflexionar. Pensar en qué es lo que realmente necesitamos para ser felices y nos daremos cuenta de que siempre la respuesta está dentro de uno, nunca afuera. No culpemos al entorno de lo que nos ocurre aunque a veces tengamos una fuerte convicción de que es así.

Siempre, siempre, la respuesta está en nuestro camino, ese que elegimos, consciente o inconscientemente, pero que lo elegimos. El amor a nosotros mismos nos ayudará a encontrarnos y cuando lo hagamos estaremos en el eje, en el momento justo para tomar decisiones y entender que “yo” puedo. Porque me respeto, me considero fuerte, y nadie es más que yo. Somos todos humanos listos para explorarnos y encontrar las herramientas que traemos dentro para armar nuestro propio imperio.

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *